Saltar al contenido

Cartas de amor románticas y emotivas para dedicar

El amor es un sentimiento hermoso, que en lo posible siempre debemos expresar ¿De qué otra forma lo puede conocer el receptor de semejante cariño? Por tal motivo, como en ninguna otra parte, disponemos de las mejores cartas de amor románticas, amistosas y emotivas para compartir.                                                            

La mejor carta de amor para enamorar

Eres mi única esperanza para seguir adelante, porque el pasado me parece vacío, el presente anodino y el futuro sin sentido si no te tengo conmigo. Estoy enamorado y no lo puedes dudar, dejaré la vida por lo nuestro, que es mucha pasión y, sobre todas las cosas, una gran verdad.

Me preguntan en qué estoy pensando, esas personas intrusas de mis reflexiones. Me preguntan en qué mundo vivo cuando simplemente sonrío sin ningún motivo. No me atrevo a decirles que tú eres la causa de mis alegrías, de mis leves muecas y también de mis fantasías. Te amo con toda mi alma, amor.

Dicen que me he enamorado muy repentinamente, que tendría que tener otros tiempos, tomarme un respiro y pensar con claridad ¿Acaso esas temporalidades existen en el amor? No para mí: el amor es un torbellino, una ráfaga, un tornado y un destino. No me preocupa ahora amarte, simplemente lo hago, porque solo quiero ser parte de tu vida y nada más.

Cartas de amor cortas

El amor es un sentimiento, un flechazo directo en el corazón, que disipa toda duda y aleja todo temor. Te amo y es lo que más me importa, te amo y eso me basta. Ahora el paraíso está en la tierra, eres tú, mi princesa, la que trae calma a mi corazón y aleja cualquier clase de terror.

Infinitamente te amaré y nadie podrá detener mi parecer. No he decidido enamorarse, simplemente lo estoy; no he decidido encariñarme, simplemente pasó ¿Y ahora cómo sigue todo? Yo amándote, tú amándome, en un mundo de cariño, en donde nuevamente sale el sol y todo tiene sentido.

Mi corazón contigo es puntual. Si me dices a las dos, él estará preparado a las dos; si me dices a la noche, él tomara sus armas en la noche. Es que el amor es una alquimia perfecta, un hermoso sentimiento que embarga cuerpo, mente y corazón.

No tengo miedo de amarte y sé que siempre hay riesgos, porque en mi mente impetuosa se sucede un gran número de presuntas ¿Me amará mi príncipe por siempre? ¿Sentirá cariño por esta pobre alma que cambiará con el tiempo junto con su cuerpo? Pero, como toda cuestión de amor, asumo el desafío, me río de este juego de cartas intempestivo y espero que suceda lo mejor: tú amándome profundamente, yo amándote con todo mi corazón.

Definitivamente estoy enamorado de ti ¿Cómo sé esa realidad? Porque ya puedo soñar despierto, porque sonrío sin motivo aparente, aunque todas las risas, en verdad, tienen dueño: eres tú, amor de mi vida. Gracias por tanto y que la vida siempre nos vea unidos.

Carta de amor a mi novia

Me has escogido y eso es un verdadero milagro ¿Cuántos pretendientes tienes, cuántos quieren ocupar mi lugar, cuántos te han querido amar? Y sin embargo, tú me elegiste y yo te correspondo de todo corazón. Seremos eternamente felices, porque así lo dicta mi alma, mi espíritu y también la misma razón.

Te amaré por siempre, mi princesa. Sí, hoy te doy esta declaración de amor. Suena abrupta, suena apresurada; pero es simplemente la expresión de mi corazón ¿Que si podré mantenerla? No solo la mantendré, sino que también la honraré, porque puedo pensar a este mundo de muchas maneras pero nunca, por favor, sin tu hermosa presencia.

Ponerle palabras al amor, dicen, es una cruel traición. Porque si digo algo puede sonar muy grandilocuente o simplemente quedar pequeño ante tamaño sentimiento. Sin embargo, acepto gustosamente esa limitación, aclarándote que cada una de las palabras son benignas y solo expresan un profundo corazón. Te amo, puedes creer en mi, esta prosa no traiciona ni da lugar al mentir.

Al toque del amor, afirman, todos se vuelven poetas. Mi princesa amada, no es que sea el mejor de todos, pero tengo cierta cadencia, cierta música con estas palabras. Amarte ha sido un regalo del cielo, un abrazo divino y ahora solo pienso tenerte a mi lado y decirte, corazón a corazón, lo mucho que te amo.

Mi musa inspiradora tú te has vuelto, la que calma mis tristezas y maximiza mis alegrías. Cuánta felicidad me da tenerte a mi lado, sentir que seguimos junto este camino, ese largo peregrinar que llamamos vida y ya no me llena de espanto ¿Por qué no temo? Porque tu amor me da fuerzas, me hace seguir adelante, sintiendo que detrás de cada tormenta aparece un sol resplandeciente y fulgurante.

Carta de amor a mi novio

Desde pequeñas las mujeres piden príncipes, reyes, hombres sumamente fuertes, bellos y poderosos. A mí francamente a esta edad eso no me interesa, por eso solo quiero un bonito novio que me de cariño y me quite las tristezas. Tú has sido y eres eso para mí, por eso estoy tan feliz contigo, por eso nunca te voy a dejar ir.

Un novio tan hermoso no es para cualquiera, con un novio tan hermoso hay que estar lista para la paz y para la guerra. Contigo me siento segura, contigo sobrevuelo por esta tierra, es que es tu amor el que me alza, me mantiene feliz, dichosa y no deja que me invada la tristeza.

Te amo y sé que es una gran responsabilidad decirlo. Acaso el ser humano es siniestro: a creado una palabra tan pequeña con tanto sentido. Decir te amo no es una cuestión sencilla, es asumir un compromiso y estar despierta. Contigo lo hago, porque tu amor me da felicidad, porque eres lo más bonito que me ha pasado y quiero que se mantenga hasta la eternidad.

Amar lo que te hace bien, querer lo que te hace sentir mejor, lo que te arranca sonrisas incluso bajo la mayor desesperación. Eres mi antídoto, mi gran medicina amor, por favor nunca me dejes, porque sin ti será mi vida una perdición.

La mejor carta de amor larga

Te diré que sí siempre, sin dudarlo ni chistar. Te diré que sí siempre, porque cuando estoy contigo existe un mundo mejor, uno en el que las penas se han alejado y la gracia divina toma mis manos. No me preguntes, aquí tienes mi respuesta: te amo con toda mi alma y espero que esto sea eterno, corazón.

Tenerte o no tenerte se ha vuelto la medida de mi tiempo. Cuando estás ausente la realidad pierde su brillo, se vuelve opaca y en verdad muchas cosas ya no importan. Pero con tu presencia el mundo se llena de colores, todo adquiere otra belleza, otros aromas, un nuevo sentido y todo es tan perfecto, todo es tan bonito. Tenerte o no tenerte se ha vuelto la medida de mi tiempo, del momento muerto y del momento vivo. Por eso quédate conmigo, déjame estar contigo, que dos son mejor que uno y en ese bonito mundo ya no habrá mal. Te amo, amor.

¿El corazón podrá estallar con tanto amor? ¿Hay límite para lo que siento por ti? No entiendo mucho de matemáticas y sé que el cariño tampoco es una ciencia exacta. Te amo y es lo que importa ahora, lo que me hace bien, porque finalmente el paraíso ha llegado a mi vida y no lo pienso dejar ir.

Gracias por todo lo vivido, amor. Porque contigo los momentos de tristezas pasan y los bellos se viven con más satisfacción. Eres mi diosa, mi protectora, la que hechizo mi alma y corazón. No pienso hacerte a un lado, salvo que así lo quieras tú. Nadie deja el tesoro más importante, nadie hace a un lado la riqueza más impactante, ese amor grande que no tiene comparación.

Cartas de amor tumblr

Cuando comenzó todo no pensé que íbamos a tener tanto amor el uno para el otro. Pero tal vez esa sea la ley de la vida: que el bello diamante salga del barro, que lo más bonito comience por lo más fútil, que de la tierra salga el magnífico cielo. Hoy te amo con toda el alma y espero que tú también así lo sientas para que mi dicha sea buena, para que mi más profunda felicidad sea eterna.

El amor, cuentan, es correspondencia. Amor es solo de a dos, es un sí redoblado y un corazón potenciado. Así lo siento contigo, cuando me dices que me amas con tus palabras y lo demuestras con las acciones; así es como quiero que tú lo creas de mí, que te lo digo con los labios y lo demuestro con toda el alma.

Sin ti las risas no serían risas, sin ti los recuerdos serían vana carga a la memoria, sin ti la oscuridad sería toda la vida y toda mi historia. Pero no me tengo que entristecer, porque te tengo a mi lado, por eso te aprecio, por eso te estimo y deseo desde lo profundo de mi corazón que acierte el destino ¿Y el destino qué dice? Anuncia que te ame con todas mis fuerzas, que la vida será grata y la dicha sumamente buena.

Carta de amor a mi esposo

Un sí que dure la eternidad. Eso es lo que quiero contigo, que no haya malos tragos en el proceso, que disfrutemos de este viaje y de nuestro destino. Casarse contigo ha sido una bendición, algo hecho por las manos de Dios y simplemente, por suerte, para nuestro deleite. Te amo mi cielo, eternamente, nunca dudes de ese sentimiento, que es parte de mi corazón.

No imaginaba que tanto amor podría correr por mis venas, hasta que apareciste tú con la sonrisa disparatada, con esa bonita despreocupación y con un sí sin tregua. Te amo, querido esposo, y nada cambiará ese sentimiento, porque eres mi príncipe, mi gran amor, esa excepción que ha vuelto todo bastante mejor. Te amo profundamente.

Si alguien ve a mi esposo, díganle que lo amo. Que a pesar del tiempo su sonrisa me desarma, sus ideas me cautivan y su calor humano me embarga. Por favor, díganle que lo amo, que todos los días me siento dichosa de tenerlo a mi lado.

Dos letras pueden cambiar tu vida, dos letras son tan poderosas que desde su existencia pueden modificar tu mundo, ida y vuelta. Me refiero al sí de nuestro casamiento, a ese momento cúlmine y precioso en que ambos asumimos riesgos, pero sabíamos que el futuro podía ser maravilloso. Te amo y eso es lo que importa.

No hay nada más hermoso que despertarme a tu lado, que ver que tomas mi mano y seguimos juntos en este mundo. Ese hermoso espectáculo quiero que se repita por siempre, que no cambie nada, porque así soy realmente feliz, me despierto con ganas de vida, de seguir adelante y simplemente sonreír.

Carta de amor para el 14 de febrero

Cupido me ha flechado, ese descarado, que sin ningún aviso se vuelve  un deportista inspirado. Y tal vez justo en ese momento tú te cruzaste, porque no he dejado de pensar en ti, de quererte y de desearte. En esta jornada los enamorados festejan, por eso te acerco estas humildes palabras, que espero que la entiendas como ofrenda.

Hay un loco enamorado y ese soy yo. No me da vergüenza decirlo, que hagas con ese sentimiento lo que quieras y que quede desesperado, pidiendo un poco de amor, como buen mendigo, en las aceras. Sin embargo, me arriesgo y te digo, nuevamente, que te amo, que mi latir es algo travieso, que mi corazón se ha vuelto un caballo desbocado desde ese preciso momento en que te pienso.

No puedo imaginar la vida sin ti. No voy a ser grandilocuente o exagerado, a veces el amor es bonito pero necesita ser sabio. Nadie va a morir, pero una gran tristeza invadiría mi corazón y mi alma si me dejaras ir. Por favor, acepta en esta fecha, en San Valentín, un te amo, que con el tiempo puede que se haga más grande, más bello, más completo y poco tacaño.

La vida me ha regalado a una bella persona, me la ha dado con moño, con inteligencia y cariño de sobra. A ella, la vida, le agradezco su bondad y sabiduría; a tú que me elijas, sobre todo en este día. Feliz Día de San Valentín y que sean muchos más en el futuro.

Carta de amor a tu esposa

Lo conquistado que nunca sea tomado como dado. Ese es el verdadero amor, el que aún te tiene, pero acepta que te puede perder. No para caer en fatalismos ni desesperaciones, sino para una bella responsabilidad en el querer. Te amo, esposa mía, espero que me escojas siempre porque así lo deseo desde el primer momento que pude verte.

Mirar con magia a esas personas luego de tantos años es una verdadera obra de arte. Algunos me preguntan cómo lo hago y yo les contesto que simplemente tengo a una gran mujer de mi parte. Mi esposa me hace sencillo el mundo, por ser tan apasionada, tan buena y perfecta en todo. Te amo cada día más, aunque pasen muchos años.

Se cuida lo que se ama, lo que se tiene y no se quiere perder. Admito que es una bendición que me elijas, adoro despertar a tu lado y ver las mismas estrellas al anochecer. Que nada nos separe en este mundo, que las peleas sean tardes de primavera y las lejanías no superen algunas leguas. Porque te amo aunque pase el tiempo o te amo más sobre todo porque pasa el tiempo.

Esposa mía, me pones orgulloso y feliz que nos sigamos amando, a pesar del tiempo y a pesar de los años. Tal vez el amor sea distinto en estos momentos, algo más sereno, como una noche calma donde en el cielo se ven un sinfín de luceros. Sí, ya pasaron las épocas de las mariposas, de los nervios y las dudas, ahora eres mi amiga, mi consejera, el amor de vida, quien resultó ser una gran compañera. Gracias por tanto y perdona por estas palabras, pero expresan con nitidez lo que le pasa a mi alma.

Carta de amor para alguien que está lejos

El amor no conoce lejanías, porque cualquier cariño rompe con latitudes y longitudes, acerca corazones y los llena de dicha. Te seguiré esperando, porque así lo dicta mi amor, no te preocupes que cuento los días, como preso encerrado, para tenerte a lado y ser feliz en toda ocasión.

Te amo aunque estemos lejos, pero de otro modo: ese que espera comunicaciones, que hace citas a distancias y que desempolva promesas a futuro. Quizás sea difícil no sentir tu cuerpo, el roce con el mío, tus labios que mueven almas y tus palabras cercanas; pero todo es preferible a no amarte en lo absoluto. La distancia no es una enemiga, es un simple obstáculo que superaremos juntos.

Me duele no tenerte a mi lado y como Penélope en la edad del mito tejo y destejo esperando tu encanto, tu llegada y tus abrazos. Mi cielo estás muy lejos, pero no existen pretendientes: solo tengo ojos para ti, porque te amo con todo mi cuerpo, mi alma y mi mente.

El amor y la distancia no se llevan bien: el primero necesita roce, cercanía y complicidad; el segundo aparta, es frío y pura verborragia. Pero esta es la realidad que nos toca hoy, la cual superaremos de todo corazón. Sin embargo, puedes tener un alivio: sin ambos vemos la misma luna es que no estamos tan lejos, es que no todo está perdido.

Carta de amor para aniversario

Un aniversario te recuerda cómo el principio eran dudas, esperanzas sin sustento, desafíos y locura. Pero también recuerda que ahora es todo más sereno y seguro, que te amo sin lugar a hesitaciones, que te amo con fuego y cordura. Feliz aniversario, mi cielo, y que sean muchos más para seguir prolongando esta bella aventura.

Hoy se cumple un nuevo año de nuestra unión, de que por fin digamos al unísono que mejor que uno son dos. Sí, una decisión sabia, que ha cambiado mi mundo, que me da muchas sonrisas y divide al infinito cualquier tristeza. Te digo que te sigo amando desde el primer momento, con un poco de locura, pero nada de tormento.

Feliz aniversario, mi cielo. Las estrellas habían demostrado fehacientemente que nuestro destino era estar juntos, que nada nos separaría y que cualquier obstáculo que se avecinara simplemente se superaría. Ahora veo desde la cima de una montaña imaginaria todo lo que hemos logrado y grandes cosas nos esperan en el futuro, sobre todo cuando se trata de un príncipe y una princesa enamorados.

Apagar la locura y apelar a la cordura. Eso pasa con el tiempo, en donde el amor se vuelve suave, como una tarde de otoño, mas nunca ya de verano pero tampoco de invierno. Es deliciosos amar después de tantos aniversarios, que tu corazón esté tan seguro, que las dudas se hayan hecho a un lado. Te amo con todo mi ser y deseo que hoy seas tan feliz como lo soy yo.

Carta de amor para tu novio

¿Quién tiene el novio más lindo? Me encuentras haciendo preguntas retóricas, esas que por un arte de lenguaje, ya tienen respuestas evidentes y de sobra. Eres lo mejor que me ha pasado, una auténtica bendición en mi vida, un cambio para bien, una medicina que todo lo cura y mi más linda aventura. Te amo, novio de mi corazón.

No puedo pensar un segundo en donde no estés presente o que haya algo asociado que mi mente traslade a ti ¿Puede ser que me hayas hechizado? ¿Que hayas lanzado una magia y mi corazón esté embrujado ? Poco me importa porque soy una mujer feliz, alguien cuyo espíritu se ha quedado sin sombras e irradia luz, todo gracias a ti.

Novio de mi alma, eres sensacional, la pieza que me faltaba en ese gran rompecabezas existencial. Mis mañanas son más bellas y aunque una tormenta azote el día yo ahora tengo una gran recompensa: tu amor precioso. Gracias por tanto y que el destino nos haga seguir juntos, palmo a palmo, desde el primer día hasta el último.

Yo cuento con un bello príncipe azul, que hace lo que le pida porque tiene buen corazón. Lo amo con toda mi alma y en ningún momento lo olvido, es que cada uno de mis pensamientos tiene su nombre como firma y adhesivo. Te amo con toda mi alma, siento que hoy no podría amarte más; aunque sé que mañana me traicionaré y semejante sentimiento aumentará. Gracias por tanto.

Carta de amor cortas para tu amiga

Dicen que la amistad es un tesoro, uno que no se parece a las bellas joyas, a los finos metales o cualquier materia hermosa. No, este tesoro es espiritual, porque un ser cambia tu alma para que nunca sea idéntica, porque la mejora y la llena de felicidad. Gracias por todo eso, querida amiga.

Siempre serás mi amiga y semejante declaración la puedo hacer sin ningún temor. Las palabras se las lleva el viento, pero ningún efecto climático podrá destruir este amor. Gracias por todo el cariño, el apoyo y solo espero que la vida entera nos tenga unidas, contando historias y riendo más.

A la mejor amiga del mundo le escribo esta carta, a pesar de la distancia los momentos compartidos siempre están en mi memoria, como una película perpetua de la cual no quiero ver final. Te quiero demasiado y puedes saber que este sentimiento no conoce de barreras ni de ningún otro impedimento, es único para ti como estadeclaración que con mucho esfuerzo me atrevo a escribir.

A todo el mundo le diría que tuviera, como un simple consejo, una amiga como tú. Alguien que se preocupa de sus seres queridos en todas las horas y que tiene la curiosa forma de ser que con una simple sonrisa todo lo arregla. Gracias amiga por la vida compartida, por los momentos maravillosos y por la dicha en conjunto. No necesito aquí ningún cambio: que todo se quede como está, siempre y cuando te tenga a ti.

Carta de amor larga para una amiga

Amiga de mi corazón, las palabras sobran, parece, ante tanta admiración. De todos modos, quiero recitar unas líneas, para hacerte saber cuánto te quiero y te necesito en esta vida. Sí, porque desde que has llegado mi existir ha cambiado, los días no son tan tristes, las noches no duelen demasiado. A ti amigo te debo los consejos, la escucha atenta y la compañía, también los gratos momentos que nos arroban de alegría. Solo espero que nunca te canses de nuestra amistad, que podamos seguir juntas este camino hacia la felicidad.

Si tengo a mi amiga sé que no temo a nada, porque en cualquier clase de guerra ella siempre me hace salir bien parada. Una amiga de hierro, que siempre es parte de los malos momentos y que en los buenos los sazona especialmente para que seas majestuosos. Una amiga da gracia a la vida, la modifica, porque en verdad qué es la felicidad sino reír con otras personas y que semejante sinfonía natural retumbe en lo universal.

El que quiere perder un amigo, el que lo desoye, lo abandona o lo molesta realmente no ha comprendido lo que es la auténtica riqueza en este mundo, es casi como un beduino que en medio del desierto quiera dejar su camello y el agua que le da todo socorro. Por tal motivo, amiga yo te quiero, te admiro y te protejo en la medida de mis fuerzas, porque el amor no se deja cuando todo lo que nos da es alegría, esplendor y belleza.