Saltar al contenido

100 Frases de la Madre Teresa de Calcuta inspiradoras

La Madre Teresa fue la fundadora de la «Misioneras de la Caridad», una congregación católica romana de mujeres dedicadas a ayudar a los pobres. Considerada una de las más grandes humanitarias del siglo XX, fue canonizada como Santa Teresa de Calcuta en 2016. A continuación encontrarán una gran cantidad de frases inspiradoras provenientes de la Madre Teresa de Calcuta.

Frases cortas de la Madre Teresa de Calcuta

1. Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir, pero sus ecos son realmente infinitos.



2. El amor comienza en casa, y no es lo mucho que hacemos… es cuánto amor ponemos en cada acción



3. Para hacer que una lámpara esté siempre encendida, no debemos de dejar de ponerle aceite.

4. A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.



5. Yo puedo hacer cosas que tú no puedes, tú puedes hacer cosas que yo no puedo; juntos podemos hacer grandes cosas.



6. Jamás he visto que me cierren una puerta. Creo que eso ocurre porque ven que no voy a pedir, sino a dar.

7. El problema con el mundo es que trazamos el círculo de nuestra familia demasiado pequeño.



8. Nunca sabremos todo lo bueno que una simple sonrisa puede llegar a hacer.



9. La alegría profunda del corazón es como un imán que indica el camino de la vida.

10. Hay una cosa muy bonita: compartir la alegría de amar. Amarnos los unos a los otros. Amar hasta el dolor.



11. Por cada gota de dulzura que alguien da, hay una gota menos de amargura en el mundo.



12. Si no se vive para los demás, la vida carece de sentido.

13. Hoy en día está de moda hablar de los pobres. Por desgracia no lo está hablarle a ellos.



14. A veces pensamos que la pobreza es sólo tener hambre, estar desnudo o sin casa. La pobreza de no ser querido y cuidado es la mayor pobreza. Debemos comenzar a remediar este tipo de pobreza en nuestras propias casas.



15. Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo lanzar una piedra a través del agua para crear muchas ondulaciones.

16. El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.



17. Preferiría cometer errores con gentileza y compasión antes que obrar milagros con descortesía y dureza.



18. No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor.

19. Nunca entenderé todo el bien que una simple sonrisa puede lograr.



20. De sangre soy albanesa. De ciudadanía, India. En lo referente a la fe, soy una monja católica. Por mi vocación, pertenezco al mundo.



21. Cuando los padres tienen muy poco tiempo para los niños, en el hogar comienza la complicación de la paz mundial.

22. Sabemos muy bien que lo que estamos haciendo no es más que una gota en el océano. Pero si esa gota no estuviera allí, al océano le faltaría algo.

Frases sobre la caridad de la Madre Teresa de Calcuta

23. No estoy seguro de cómo será el cielo, pero no sé si cuando muramos y llegue el momento de que Dios nos juzgue, no preguntará: ¿Cuántas cosas buenas has hecho en tu vida? Más bien preguntará, ¿Cuánto amor pusiste en lo que hiciste?



24. El amor, para que sea autentico, debe costarnos.

25. Trato de dar a los pobres por amor lo que los ricos podrían obtener por dinero. No, no tocaría a un leproso por mil libras; sin embargo, lo curo de buena gana por amor a Dios.



26. Quien dedica su tiempo a mejorarse a si mismo, no tiene tiempo para criticar a los demas.



27. Quiero que te preocupes por tu vecino de al lado. ¿Conoces a tu vecino de al lado?

28. Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas.



29. Si queremos que se escuche un mensaje de amor, hay que enviarlo. Para mantener una lámpara encendida, tenemos que seguir poniéndole aceite.



30. Da siempre lo mejor de ti, y lo mejor vendrá.

31. No es la magnitud de nuestras acciones sino la cantidad de amor que se pone en ellas lo que importa.



32. No nos conformemos con dar dinero. El dinero no es suficiente, el dinero se puede conseguir, pero necesitan sus corazones para amarlos. Por lo tanto, difundan su amor dondequiera que vayan.



33. Toquemos a los moribundos, a los pobres, a los solitarios y a los no deseados según las gracias que hemos recibido y no nos avergoncemos ni tardemos en hacer el humilde trabajo.

34. Nuestra vida de pobreza es tan necesaria como el trabajo mismo. Sólo en el cielo veremos cuánto debemos a los pobres por ayudarnos a amar mejor a Dios gracias a ellos.



35. Debe haber una razón por la que algunas personas pueden permitirse vivir bien. Deben haber trabajado para ello. Sólo me siento enojado cuando veo desperdicios. Cuando veo a la gente tirando cosas que podríamos usar.

Frases sobre la educación y los niños de la Madre Teresa

36. Muchas veces basta una palabra o una mirada para llenar el corazón de un niño.

37. Para hacer que una lámpara esté siempre encendida, no debemos de dejar de ponerle aceite.



38. Sembrad en los niños ideas buenas aunque no las entiendan. Los años se encargarán de descrifarlas en su entendimiento y de hacerlas florecer en su corazón.



39. Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo… Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño… Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.

40. La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis, sino mas bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos.



41. Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas.



42. ¿El día más hermoso?: hoy; ¿El obstáculo más grande?: el miedo; ¿El error más grande?: hundirse; ¿El mejor profesor?: los niños; ¿El peor sentimiento?: El rencor…

43. Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado.



44. Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir, pero sus ecos son realmente infinitos.



45. La educación de la mujer no puede llamarse tal educación, sino doma, pues se propone por fin la obediencia, la pasividad y la sumisión.

46. A veces sentimos que lo que hacemos no merece la pena. Pero siempre hay alguien que lo agradecerá.



47. A mi juicio la buena o mala conducta del niño depende completamente de la madre.



48. La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.

Frases sobre la familia de la Madre Teresa

49. Si de verdad queremos que haya paz en el mundo empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestras propias familias.

50. La paz y la guerra empiezan en el hogar. Si de verdad queremos que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestras propias familias. Si queremos sembrar alegría alrededor nuestro, precisamos que toda familia viva feliz.



51. La forma de ayudar a sanar el mundo es empezar con tu propia familia.



52. Creo que el mundo de hoy se encuentra patas para arriba. Hay mucho sufrimiento porque hay poco amor en el hogar y en la vida familiar. No tenemos tiempo para nuestros niños, no tenemos tiempo para dedicarlo el uno al otro, no queda tiempo para disfrutar.

53. Si queremos sembrar alegría alrededor nuestro precisamos que toda familia viva feliz.



54. ¿Qué descuido podremos tener en el amor? tal vez en nuestra propia familia haya alguien que se sienta solo, alguien que este viviendo una pesadilla, alguien que se muerde de angustia, y estos son indudablemente momentos bien difíciles para cualquiera.



55. Las críticas no son otra cosa que orgullo disimulado. No hay mayor pobreza que la soledad. Si queremos sembrar alegría alrededor nuestro precisamos que toda familia viva feliz.

56. Que mis ojos sonrían diariamente por el cuidado y compañerismo de mi familia y de mi comunidad.



57. Sé feliz en este momento eso es suficiente. El problema con el mundo es que dibujamos el círculo de nuestra familia demasiado pequeño. El amor comienza cuidando de los más cercanos los de nuestro hogar.



58. El niño es un regalo de Dios a la familia. Cada niño ha sido creado a imagen y semejanza de Dios para cosas más grandes: amar y ser amado.

59. Haz que el corazón de Jesús Eucaristía haga nuestros corazones mansos y humildes como el suyo y ayúdanos a sobrellevar las obligaciones familiares de una manera santa.

Frases sobre la vida de la Madre Teresa

60. Algunas personas vienen a nuestra vida como bendiciones. Algunas vienen a nuestra vida como lecciones.



61. La alegría profunda del corazón es como un imán que indica el camino de la vida.

62. Si no puedes alimentar a un centenar de personas, alimenta a una sola.



63. La Misa es el alimento espiritual que me sustenta y sin el cual no podría vivir un solo día o una sola hora de mi vida.



64. Si no se vive para los demás, la vida carece de sentido.

65. Jesús nos ha elegido para Sí; le pertenecemos. Tenemos que estar, pues, tan convencidos de dicha presencia, que no permitamos que nada, ni lo más insignificante, nos aparte de su posesión… de su amor.



66. No dejes que falsas metas de la vida (dinero, poder, placer, estudio) los conviertan en esclavos y los hagan perder el auténtico sentido de la vida.



67. Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es Él.

68. La vida es un don maravilloso de Dios y ayudar a los pobres, material y espiritualmente, más que un deber es un privilegio; porque Jesús, Dios hecho hombre, nos ha asegurado: «Cuanto hagan a uno de estos pequeños, es a mí a quien lo hacen».



69. Las tentaciones las tenemos todos. Pero si Jesús es una realidad viviente en mi vida, entonces ya no tengo miedo.



70. Hoy en día, el mundo está cabeza abajo y sufre tanto porque hay muy poco amor en los hogares y en la vida familiar.

71. Pasamos mucho tiempo ganándonos la vida, pero no el suficiente tiempo viviéndola.



72. Difunde el amor donde quiera que vayas. No dejes que nadie se aleje de ti sin ser un poco más feliz.

Frases sobre la paz de la Madre Teresa

73. La revolución del amor comienza con una sonrisa. Sonríe cinco veces al día a quien en realidad no quisieras sonreír. Debes hacerlo por la paz.

74. El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.



75. Si no tenemos paz en el mundo, es porque hemos olvidado que nos pertenecemos el uno al otro, que ese hombre, esa mujer, esa criatura, es mi hermano o mi hermana.



76. No necesitamos armas y bombas para llevar la paz, necesitamos amor y la compasión.

77. La paz comienza con una sonrisa.



78. En el amor es donde la paz se encuentra.



79. El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz

80. La oración ensancha el corazón, hasta hacerlo capaz de contener el don de Dios. Sin Él, no podemos nada.



81. ¿Qué podemos hacer para promover la paz mundial? Ve a tu casa y ama a tu familia.



82. Cuando los padres tienen muy poco tiempo para los niños, en el hogar comienza la complicación de la paz mundial.

83. La paz y la guerra siempre empiezan en el hogar. Si de verdad queremos que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos los unos a otros en el seno de nuestras propias familias.



84. Ayúdanos, Padre Amado, a hacer de nuestra familia otro Nazaret donde reine amor, la paz y la alegría.



85. No me inviten a una marcha en contra de la guerra; si es a favor de la paz, entonces iré.

86. Dirijamos a ella nuestros ojos para implorarle por la paz; a ella, que en su corazón sólo tiene cabida la paz y el perdón.



87. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.



88. Dejadnos irradiar paz y extinguir en el mundo y en los corazones de los hombres todo el odio y el amor por el poder.

89. Por favor, elijan el camino de la paz. A corto plazo, puede haber ganadores y perdedores en esta guerra que todos luchamos. Peor eso nunca justificará el sufrimiento, el dolor y la pérdida de vidas que sus armas causarán.

Frases sobre el amor de la Madre Teresa

90. No siempre podemos hacer grandes cosas, pero sí podemos hacer cosas pequeñas con gran amor.



91. El amor es un fruto que madura en todas las estaciones y que se encuentra al alcance de todas las manos.

92. Para que el amor sea verdadero, nos debe costar. Nos debe doler. Nos debe vaciar de nosotros mismos.



93. Lo que importa es cuánto amor ponemos en el trabajo que realizamos.



94. El amor no puede permanecer en sí mismo. No tiene sentido. El amor tiene que ponerse en acción. Esa actividad nos llevará al servicio.

95. No necesitamos armas y bombas para llevar la paz, necesitamos amor y la compasión.



96. El amor comienza en casa, y no es lo mucho que hacemos… es cuánto amor ponemos en cada acción.



97. Encontrémonos siempre el uno al otro con una sonrisa, la sonrisa es el principio del amor.

98. Darle a alguien todo tu amor nunca es garantía de que él también te amará; pero no esperes que te amen, solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona. Y si no crece, sé feliz porque creció en el tuyo.



99. Nuestro examen de conciencia es el espejo en el que vemos nuestros logros y nuestras dificultades. Por eso debemos afrontarlo con sinceridad y amor.



100. La alegría es una red de amor en la que se pueden coger almas.